Qué ver en los alrededores de Atenas

En este post: Qué ver en los alrededores de ATENAS, los mejores lugares que visitar cerca de Atenas.

La ciudad de Atenas es un Patrimonio de la Humanidad gracias a sus tesoros arqueológicos que cuentan la historia de la Antigua Grecia y de toda Europa. Sin embargo, la capital del país no debería ser el único destino favorito de los turistas, en los alrededores de Atenas se esconden lugares de belleza natural cruzados con las creaciones del hombre que formaron parte de la mitología griega.
En este artículo te muestro los mejores lugares y atracciones que, aunque no se encuentren en el centro de Atenas, merecen el tiempo y deleite por parte de los visitantes.

Visitar METEORA

Qué ver en Meteora

Para los amantes de las montañas llenas de plantas verdes, rocas y refinadas edificaciones, pueden visitar Meteora (que significa “rocas en el aire”), en la región de Tesalia. Este precioso lugar se encuentra a 350 km de Atenas y está considerado como Patrimonio de la Humanidad, y no es para menos, ya que sus espectaculares peñascos tienen más de 30 millones de años. Estas montañas estaban sumergidas bajo el agua en la prehistoria, pero hoy en día destellan un admirable panorama con 13 monasterios en lo más alto de las colinas, de los cuales 6 pueden ser visitados.
Si deseas llegar a Meteora desde Atenas lo que debes hacer es tomar algún medio de transporte como el autobús (con duración de 6 horas), el tren (con duración de 4,5 horas) o contratar un servicio de tour para ahorrar tiempo y pasear en minibús por estas tierras.

Visitar DELFOS

Delfos es un legado del periodo helenístico a 180 km al noroeste de Atenas. Fue nombrada como “centro del universo” durante la época clásica. Este lugar envuelto de leyendas y mitología antigua aún transmite el ritual que buscaban en aquellos tiempos, pues hoy los restos arqueológicos confirman que las posiciones de cada roca en este lugar lo que buscaba era servir como medio para comunicarse con el Dios Apolo.
En la antigüedad existió un templo donde se encontraba el famoso “Oráculo de Delfos”, que era utilizado como herramienta intermediaria entre la pitonisa y Dios, para así obtener las respuestas a las preguntas que eran consultadas por ciudadanos desde el siglo VIII a. C.

Actualmente, este pequeño pueblo es muy pintoresco y posee la zona y museo arqueológico para el disfrute de los visitantes. La zona arqueológica cuenta con el Templo de Apolo, descubierto en el año 1892; un teatro para 5000 espectadores y el estadio donde se realizaban los Juegos Píticos, ofrecidos a Apolo. Asimismo, el Museo Arqueológico posee una valiosa colección, donde se encuentra la importante escultura de bronce de 182 centímetros de alto, el Auriga de Delfos, realizada en el año 474 a. C.
Este pueblo se ubica en la ladera sur del monte Parnaso, por lo que podrás también tener vistas incomparables hacia el valle y el mar.
Para llegar a Delfos lo puedes hacer por tierra mediante coche o autobús. En auto particular puedes tomar la autopista E75 en direcciona a Lamia, luego dirigirte a Castro y seguir por Levadia. También, puedes tomar los autobuses desde la Terminal B (260, Liossion Street) que trabajan a partir de las 7:30 hasta las 20:00 h y duran 3 horas para hacer el recorrido Atenas-Delfos.

Visitar el MONASTERIO DE OSIOU LOUKA

El Monasterio de Osiou Louka se ubica a 35 kilómetros al sureste de Delfos. Si estás visitando Delfos, no deberías perderte la oportunidad de visitar este atractivo monasterio dedicado a un ermitaño griego que murió en el año 953 d. C. En la cripta del monasterio se encuentra sepultado dicho ermitaño.
Este lugar te transmite mucha paz espiritual. La bienvenida al recinto te la da un mosaico dorado con la imagen del santo, para así seguir a la iglesia Katholikon que a su vez se conecta con otra iglesia llamada Theotokos, construida entre los años 997 y 1011, en honor a la Virgen María.

Visitar la ISLA DE HIDRA

Esta isla está localizada al sur de Atenas y pertenece al Golfo Sarónico del Mar Egeo. Esta zona es un hermoso pedazo de tierra con muchas casas de fachadas blancas o claras y lindas tejas. Además, posee un lindo muelle donde llegan todo tipo de embarcaciones.
Puedes optar por tomar un ferry para llegar a Hidra, y el costo del billete de ida y vuelta te costará aproximadamente 60 euros. Los ferry parten desde el Puerto del Pireo de Atenas y suelen tardar en llegar a la isla entre hora y media y dos horas.

Visitar OLIMPIA

Esta ciudad es la cuna de los Juegos Olímpicos y se ubica en la península de Grecia, Peloponeso.
La historia nos cuenta que hace 3000 años se comenzaron a practicar las famosas competencias deportivas en este lugar, convirtiendo a Olimpia en destino curioso y obligado para los turistas.
Desde el estadio se encienda la Llama Olímpica antes de comenzar los juegos celebrados cada 4 años. Y, el encendido se realiza con los rayos del sol, como se tiene acostumbrado desde sus inicios.
Atracciones en Olimpia:
Área Arqueológica: esta área te transporta y te lleva a imaginarte los primeros Juegos Olímpicos de la historia pisando el estadio y gimnasio donde compitieron los primeros atletas de esta competencia. Asimismo, tendrás el honor de poder observar los restos del Templo de Zeus y el taller del escultor Fidias, donde se creó la imponente estatua de Zeus.
Museo Arqueológico: tiene una colección de objetos y esculturas que se situaban en la zona arqueológica, como los restos del Templo de Zeus.
Museo de los Juegos Antiguos: contiene interesantes objetos, mosaicos y pinturas que pertenecían a los juegos de la Antigua Grecia.
Para llegar a Olimpia desde Atenas puedes transportarte en coche por las rutas Corinto-Patras-Pyrgos, y durar 3 horas y media para recorrer los 350 km de distancia. También, puedes optar por las carreteras Corinto-Trípoli-Arcadia, donde deberás recorrer 320 km para llegar a tu destino.
Igualmente, si no deseas conducir, puedes tomar el autobús que salen desde la Terminal A, Kifissou 100, en dos turnos: a las 9:30 y a las 12:30 h. En autobús puedes tardar 5 horas y media.

MICENAS

A 120 kilómetros de Atenas, en dirección suroeste, se encuentra este lugar histórico de la Antigua Grecia que antes era habitado y resguardado con una muralla que cerraba todo este recinto. Hoy en día, solo quedan los restos arqueológicos que nos informan que entre los años 1600 y 1100 a. C. la importancia de la ciudad fue la que originó lo que se conoce como el “Periodo Micénico”.

Atracciones para ver en Micenas:
Puerta de Los Leones: es el símbolo más famoso de esta ciudad, y se mandó a construir en el año 1250 a. C. con una gran abertura de 3,75 x 3,5 metros. Dos leones tallados en roca se ubican encima del arco de la puerta.
Tesoro de Atreo: también se le conoce a este lugar como la “Tumba de Atreo” o “Tumba de Agamenón”. Se ubica en la colina de Panagitsa, y está en el lugar desde los años 1250 a. C. aproximadamente. Su descubrimiento surgió en 1874, gracias al arqueólogo del siglo XIX, Schliemann.
Tumbas reales: 19 restos humanos fueron encontrados en otras 6 tumbas en forma de circulo. Estos lugares tenían muchos tesoros en oro que, hoy se exponen en el Museo Arqueológico de Atenas.
Es posible llegar a Micenas desde Atenas en coche particular o autobús. Si vas en auto propio o alquilado, te llevará dos horas en hacer el recorrido. Solo debes tomar la autovía que te lleva a Corinto, en dirección a Trípoli, luego desviarte hacia Nauplia, para finalmente encontrar la salida que te lleva a Micenas.
En cambio, si optas por tomar el autobús que recorre Atenas–Nauplia, podrás quedarte en Micenas. Para llegar al yacimiento arqueológico lo puedes hacer mediante otro autobús o hacerlo a pie. El terminal desde donde salen estos vehículos se llama Terminal A (Kifissou 100) y parte entre las 7:30 y 19:30, cada hora.

Visitar EPIDAURO

Al noreste de la península del Peloponeso, y a 125 km de Atenas, se ubica esta pequeña ciudad griega conocida por su obra más representativa: el gran teatro que aún funciona para presentar diferentes obras.
El nombre del gran teatro ubicado en la ciudad es “Antiguo Teatro de Epidauro”, y fue elaborado en el siglo IV a. C. por el arquitecto griego de la época clásica, Policleto El Joven.
La conservación del teatro y su buena acústica hacen que sea una gran atracción en el Festival de Verano de Atenas.
Las características del teatro: 20 metros de diámetro; 55 filas de asientos para albergar hasta 14.000 espectadores.
A pesar de que el teatro de Epidauro se lleva el protagonismo de la ciudad, no es la única estructura para ver. También, se puede admirar del:
Templo de Asklepios: Aunque hoy solo se conservan pocas columnas de este templo, pues en la antigüedad sobre esta tierra hubo un gran templo consagrado a Asklepio (hijo de Apolo), Dios de la medicina y curación.
Tholos: la función que desempeñaba esta estructura aún no es clara, pero si es claro que se puede admirar su forma circular de columnas y mármol blanco.
Estadio: en este estadio se realizaban juegos en el siglo V a. C.
Museo Arqueológico: muchos restos arqueológicos encontrados en esta ciudad ahora yacen en este pequeño museo que también posee estatuas.
Para llegar a Epidauro no contamos con transporte público, pero sí podemos llegar a la ciudad en auto particular, bien sea alquilado o a través de un servicio de excursión.
La ruta que se debe tomar es: autovía con dirección a Corinto, luego desviarte hacia Epidauro, para seguir por la costa durante una hora con rumbo al Antiguo Teatro de Epidauro.
En autobús no hay una ruta directa desde Atenas que te lleve a la zona arqueológica, pero sí podemos tomar los autobuses que llegan al pueblo y salen desde el Terminal A, solo los días viernes y domingos. Una vez en el pueblo de Epidauro si podemos montarnos en el autobús que tiene como destino la zona arqueológica.
Otra opción es tomar el autobús o tren con rumbo a Nauplia, desde donde salen autobuses directo a la zona arqueológica, los siete días de la semana, en diferentes horas.

Visitar CORINTO

La ciudad de Corinto se ubica en la Periferia de Peloponeso y está a unos 80 kilómetros al oeste de Atenas.
Lo más famoso de Corinto es su canal de 6 kilómetros de largo y 23 metros de ancho. Este canal de agua se encuentra entre el mar Egeo y el mar Jónico, permitiendo que los miles de barcos que transitan esta ruta, se ahorren 400 kilómetros.
En el siglo I d. C, el emperador Nerón, fue el encargado de dar la orden para que se comenzara a excavar. Pero, no fue hasta el año 1881, que se retomaron los trabajos de excavación para finalmente inaugurarse en el año 1893.
Si lo que deseamos es adentrarnos en la ciudad para conocer más sobre su historia, pues la Antigua Corinto se encuentra hoy en la zona arqueológica, donde podemos disfrutar del Templo de Apolo que data del año 550 a. C.
Asimismo, Corinto cuenta con una Acrópolis que servía de centro religioso y resguardo hace cientos de siglos.
Te puede tomar dos horas, aproximadamente, en recorrer esta cima desde donde podrás tener unas espectaculares vistas.
Transporte:
Debes tener en cuenta que la nueva ciudad de Corinto no es la misma donde se encuentran los restos de la antigua ciudad. Por lo tanto, tiene que coger un autobús para ir hasta la ciudad antigua o el canal de Corinto.
Si vas en auto particular, lo que puedes hacer es tomar la autopista A75 con dirección norte, luego tomar el desvío hacia Corinto. A 70 km, por esta autovía, llegarás al canal.
En cambio, si deseas tomar el autobús desde Atenas, pues en la Terminal A parten desde las 5:30 hasta las 22:30 h, cada media hora. Este viaje dura hora y media.
También, puedes llegar en tren desde el Aeropuerto de Atenas. Solo te tocaría hacer trasbordo.

Más sobre Atenas

Si visitan Atenas no se pierdan nuestros mejores posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *