Que ver en Corfú – Principales atracciones

que ver corfú
Que ver en Corfú – Principales ciudades y atracciones que visitar

La isla de Corfú, o Kerkyra como lo llaman los griegos, es una de las islas más bellas, fascinantes y sugestivas de Grecia. Turistas de todo el mundo la eligen como destino por sus playas, su clima benévolo, su naturaleza acogedora y por su agradable vida nocturna. Además de playas, vale la pena visitar Corfú por el arte, la historia y la cultura. De hecho, desde el 2007, la ciudad histórica de Corfú, capital homónima de la isla, fue incluida por la UNESCO en los sitios del Patrimonio Mundial como un ejemplo arquitectónico de valor universal tanto en su autenticidad como en su integridad: las huellas de la historia griega, la espiritualidad bizantina, las influencias normandas y típicas de algunas ciudades del sur de Italia, la elegancia renacentista veneciana, el eterno encanto francés, el imponente estilo neoclasicista inglés conviven en dulce armonía, dando escenarios eternos.

La isla de Corfú se ubica a pocas millas náuticas de Grecia continental. Con una superficie de aproximadamente 585 km² es la segunda isla más grande del archipiélago de las islas Jónicas después de Cefalonia, además de ser la más poblada con sus aproximadamente 110,000 habitantes. La mayoría de sus habitantes se dedican al turismo o a la agricultura.

Veamos las principales ciudades y atracciones que ver en Corfú:

Que ver en Corfú – Principales Ciudades y atracciones

Corfú es una isla amada en todo el mundo por sus impresionantes playas y por su vida nocturna exuberante, es uno de los lugares más bellos e interesantes de Grecia. Corfú se encuentra en la parte más al norte del Mar Jónico, esta posición estratégica atrajo a muchas poblaciones que la conquistaron, dejando señales de su paso. El gran mérito de la belleza de la isla se lo debemos a los venecianos que no solo respetaron las costumbres de la isla, sino que se dedicaron a la construcción de edificios e infraestructura pública. Citada por el poeta Homero, protagonista de importantes acontecimientos históricos, cuna del arte y la civilización, Corfú es un destino que debe visitarse cuidadosamente porque reserva muchas sorpresas.

1.- Visitar la Ciudad de Corfú (Corfu town)

La ciudad de Corfú, la capital homónima de la isla, es una de las ciudades más bellas de Grecia. La arquitectura y el urbanismo de su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2007, muestran una encantadora mezcla de elementos que recuerdan a Venecia, Nápoles y París. Uno de los lugares más visitados es Spianada, la plaza más grande de Grecia y una de las más grandes de Europa. La parte sur de Spianada, llamada por los lugareños Pano Plateia (plaza superior), ofrece un agradable paseo entre estatuas y monumentos históricos. La parte norte, Kato Plateia (plaza inferior), es una gran pradera que actúa como campo de cricket, un juego introducido durante el período del Protectorado británico. Más allá del césped se encuentra el Palacio de San Miguel y San Jorge, que alberga el Museo de Arte Asiático, una de las colecciones más grandes de Europa: un ejemplo de cómo considerar la capital de Corfú como una verdadera ciudad de arte. En la Spianada con vistas a Liston, un camino pavimentado con edificios con porches, construido durante la ocupación francesa. El arquitecto se inspiró en la famosa rue de Rivoli en París.

Paseando por el laberinto de calles y plazas, se pueden descubrir elegantes edificios históricos, tiendas de artesanía, cafés modernos y tradicionales, tabernas típicas y restaurantes de calidad. En el corazón del centro histórico se encuentra la iglesia de Agios Spyridonas, patrona de la isla. En el interior se puede admirar un complejo pictórico que cubre bellamente el techo. También es digno de mención el campanario de estilo veneciano, el elemento arquitectónico más alto de la ciudad. Campiello es el distrito más pintoresco. Su nombre es una clara referencia a las plazas de la ciudad de Venecia: como en la ciudad de la laguna, los carriles se entrelazan para emerger en pequeñas plazas, incluida la bonita platea Kremastis. A los elementos arquitectónicos venecianos se agrega una atmósfera que recuerda a Nápoles, con la ropa tendida entre los edificios.

La ciudad de Corfú es uno de los pocos ejemplos en Grecia donde quedan dos fortalezas en excelentes condiciones. La antigua fortaleza se encuentra al este de la ciudad vieja en la cima de un promontorio y se remonta a la época de la ocupación bizantina. Hoy se usa para conciertos musicales y eventos culturales. La Nueva Fortaleza fue construida entre los siglos XVI y XVII por los venecianos, con la intención de dar mayores defensas a la ciudad. En la actualidad alberga conciertos musicales y exposiciones de arte.

2.- Excursiones y tours privados que hacer en Corfú – En español

Si desean completar vuestro viaje a Corfú la mejor opción es realizar un tour o excursión privada, podrán disfrutar lo mejor de la isla y sus alrededores con un guia experto. Es mucho lo que Corfú tiene que ofrecer!, aquí encontrarán los mejores tours que hacer en Corfú para conocerla y disfrutarla al máximo:


Son muchas las excursiones y tours que hacer en Corfú, si desean ver una lista más detallada pueden visitar nuestro post dedicado: Mejores tours y excursiones privadas que hacer en Corfú.

3.- El Palacio de la Princesa Sissi

Palacio de la Empreratriz Sissi – Corfú

El Palacio de Achilleion en Corfú es un verdadero oasis de serenidad, deseado por la emperatriz Sissi para escapar de la austeridad de Viena, del rígido protocolo real pero, sobre todo, para recuperarse de la depresión y sus crisis psicológicas causadas por la pérdida de su único hijo, el Príncipe Hereditario Rodolfo de Austria. La isla de Corfú representó para Sissi un refugio en paz y bienestar, razón por la cual eligió este lugar incontaminado para pasar los veranos desde 1891 hasta 1898, el año de su muerte.

El Achilleion fue construido por el arquitecto napolitano Raffaele Caritto, renovando la villa del Corfiot Petros Brailas-Armenis, a menudo frecuentado por Sissi, y que le fue entregada después de la muerte del dueño. El edificio fue diseñado, siguiendo las instrucciones de la emperatriz, en estilo pompeyano. El edificio espléndido y refinado en blanco y crema recuerda en todos los aspectos la tradición griega clásica y el mito de Aquiles, cuya colosal estatua de bronce (el moribundo Achille) domina simbólicamente los jardines.
Dentro del palacio se pueden admirar estatuas, frescos, objetos históricos y objetos personales de la emperatriz, mientras que afuera se puede caminar en el inmenso y cuidado parque de 80 hectáreas, que incluye columnas dóricas, estatuas, escaleras, fuentes, un jardín botánico rico en flores y plantas exóticas y hermosos balcones con impresionantes vistas del mar.

Ubicación, precios y horarios del Palacio Achilleion de Corfú

El Palacio Achilleion se ubica a unos 10 km de la ciudad de Corfú, en el pueblo de Gastouri. Pueden llegar en autobús, el número 10 (conduce desde la ciudad de Corfú al Achilleion). También pueden llegar con este autobús turístico de Corfú y el Achilleion.

Horario de apertura
De junio a agosto todos los días de 8:00 a 19:00.
De septiembre a mayo de 9:00 a 15:30.

Precio entrada
7 euros

4.- Visitar Sidari, el canal del amor en Corfú

Sidari es sin duda el complejo más romántico de la isla de Corfú. Para hacer de este lugar fascinante, con una vocación esencialmente turística, se encuentra el Canal del Amor, o Canal d’Amour, una profunda ensenada natural que forma una serie de bahías y canales que representan algunas de las playas más hermosas de la isla.

Según la leyenda, las parejas que nadan dentro del canal están destinadas a casarse lo antes posible.

Sidari es un pintoresco pueblo muy animado tanto de día como de noche, uno de los preferidos por los jóvenes, gracias a su animada vida nocturna, con gran cantidad de bares y discotecas en la playa. Pero lo que atrae a más turistas a Sidari es su conformación geológica: una serie de paredes arenosas y rocosas elevadas, erosionadas por el mar y alisadas por el viento de una manera imaginativa y ondulada, para dar vida a calas, playas y pequeñas ensenadas naturales, unido al fascinante mar cristalino y transparente, con fondo arenoso, magnífico para disfrutar de las playas.

5.- Visitar el Monasterio Vlachérna y Pontikonissi en Corfú

El Monasterio de Vlachérna es el verdadero símbolo de la isla de Corfú y la atracción más fotografiada, especialmente al atardecer, cuando es posible capturar colores y matices verdaderamente espectaculares. Esta hermosa iglesia blanca, caracterizada por el típico campanario de los lugares de culto ortodoxos, se encuentra en la península de Kanoni, a unos 4 km del casco antiguo de Corfú.

Está ubicado en una pequeña isla conectada al continente por un puente peatonal, no muy lejos del aeropuerto. Construido en el siglo XVIII, el monasterio de Vlachérna está dedicado a la Virgen María de Vlahernon. El islote de Vlachérna, del cual el monasterio toma su nombre, se puede llegar a pie en un placentero recorrido de una hora (más o menos). Es un lugar encantador, completamente rodeado por las aguas cristalinas de la isla.

Dentro de la espléndida bahía de Kanoni también se encuentra la pequeña isla de Pontikonissi, «la isla de las ratas», a la que se puede llegar a bordo de un barco desde el muelle de Vlachérna. Potikonissi es una pequeña isla verde, completamente cubierta de pinos y cipreses, donde también se encuentra la capilla bizantina de Cristo Pantocrátor, del siglo XII. Esta isla salvaje y virgen fue uno de los lugares más queridos de la emperatriz Isabel de Austria. De acuerdo con la mitología griega, sin embargo, el islote de Pontikonissi sería la nave de Ulises que, al regresar de Ítaca, el dios Poseidón convirtió en roca.

6.- Visitar el pequeño pueblo de Pelekas

Pelekas es un pequeño pueblo de montaña rodeado de olivos en la costa oeste de Corfú, a solo 12 km del casco antiguo. Una de las vistas más impresionantes de la isla, elegida por el emperador Guillermo II para meditar y admirar la vista, rodeado de la tranquilidad y la serenidad en la que se encuentra inmerso este lugar.

Guillermo II, emperador de Prusia y Alemania, pasó sus veranos, entre 1908 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en Corfú, en el palacio de Achilleion, escogiéndolo como su residencia de verano después de la muerte de la emperatriz Sissi. Pero su actividad favorita era caminar por las estrechas calles del pintoresco pueblo de Pelekas.
Una vez en Pelekas puede subir al Kaiser Throne, el «trono del emperador», un observatorio encaramado donde se puede disfrutar de una vista maravillosa de la isla de Corfú. Si pueden dedicar un poco de tiempo, lo mejor es subir al atardecer cuando la puesta de sol hace que el ambiente sea más fascinante. Durante el día pueden visitar las hermosas playas de Glyfada o Pelekas, ubicadas a solo unos minutos.

7.- Disfrutar de las Playas más bellas de Corfú

Entre las playas más visitadas de la isla de Corfú se encuentran las playas de la bahía Paleokastritsa y las de los canales de Sidari. Partiendo de la ciudad de Corfú (o Corfu Town), hay un par de hermosas bahías a las cuales pueden llegar a pie: los balnearios de Gouvia, Dassia, Ipsos y Barbati, donde encontrarán aguas transparentes y playas muy bien equipadas para los turistas.
Si desean playas menos turísticas pueden dirigirse más al norte, donde se encuentra la bahía de Kalami con la paradisíaca playa de Kerasia y la pintoresca localidad de Kassiopi, dominada por su castillo encaramado sobre el mar, a cuyos pies se encuentran las playas gemelas de Batari y Kanoni.

En la costa oeste de la isla de Corfú pueden visitar la playa «Agios Georgios Pagon Beach», un tramo largo de arena de 5 km perfectamente semicircular que enmarca una de las bahías más hermosas de Corfú. Para los más atléticos, pueden subir al promontorio rocoso que la domina para admirar su característica forma de media luna.
En el extremo occidental de Agios Georgios Pagon se encuentra Porto timones, que incluye dos playas separadas por una estrecha franja de tierra, una de las islas más solitarias, porque se puede visitar solo en barco, o descendiendo un largo camino empinado de unos 30 minutos.

La playa de Halikounas, en el suroeste de la isla, es una playa larga y ancha de unos 3 km, un verdadero paraíso para los surfistas y para los que practican kitesurf. Caracterizado por una arena dorada y aguas cristalinas, la playa Halikounas es en realidad una larga franja de tierra que divide el mar Jónico desde la orilla del lago Korission, una característica que hace de este lugar único en el mundo.

8.- Visitar Paleokastritsa en Corfú

Paleokastritsa o Palaiokastritsa, es una de las zonas más encantadoras de la isla de Corfú, donde la naturaleza y sus aguas cristalinas se unen para crear lo que los mismos griegos llaman «el lugar más bello del mundo».

Lo que hace que este lugar aún más romántico, el mítico encuentro entre Odiseo y Nausicaa que se produjo justo en una de las playas de Paleokastritsa, según lo contado por Homero en su Odisea. Situado en la costa oeste y vistas al mar Jónico, Paleokastritsa es una cala irregular y rocosa, que ofrece cinco bahías y seis calas de arena. Es un lugar para todos, tanto para las familias con niños en busca de playas arenosas, confortables y equipadas, tanto para los jóvenes en busca de aventura.

Paleokastritsa es un pintoresco pueblo donde se puede caminar, relajar en una de sus muchas tabernas, refrescarse con una bebida en la playa, comprar recuerdos o degustar los deliciosos platos locales. También pueden visitar de forma gratuita un monasterio ubicado en un promontorio con vistas al mar.

Pueden moverse fácilmente de una playa a otra, utilizando el «autobús» acuático que sale del puerto de Paleokastritsa y conducen al descubrimiento de los destinos más escondidos de la bahía, pasando por debajo de las cuevas y dentro de las bahías de granito, antes de detenerse en las playas más bellas. Una forma rápida y fácil de explorar especialmente las playas no accesibles por tierra, como Paradise Beach.

9.- Visitar Paxos y Antipaxos

Las pequeñas islas de Paxos y Antipaxos quedán muy cerca de Corfú, son un excelente destino para encontrar tranquilidad, bellezas naturales y hermosas playas. Durante la primavera regalan un hermoso espectáculo de flores, pájaros, mariposas, y rutas que hacer a pie entre viñedos y platas de olivas. Excelente destino muy cerca de Corfú. Puede leer más en nuestro post dedicado: Que ver y hacer en Paxos.

¿Dónde alojarse en Corfú?

Corfú es una isla bastante grande, la mejor localidad donde alojarse depende de vuestros gustos y tipo de vacaciones. La mejor opción sin dudas es el pueblo de Corfú, con sus callejuelas, historia, tiendas, restaurantes y vida en general, es uno de los mejores pueblos donde disfrutar de la vida de la isla. También es excelente por su cercanía al aeropuerto y al puerto de cruceros/excursiones.

Reserva hoteles y apartamentos en Corfú

Para descubrir todas las localidades donde dormir en Corfú, pueden leer nuestro post dedicado: ¿Dónde alojarse en Corfú? Mejores ciudades, hoteles y apartamentos.

Platos típicos que degustar a Corfu

En la isla de Corfú se pueden degustar los platos más típicos de la cocina griega, como la famosa ensalada griega, tzatziki, souvlaki, feta y moussaka. Entre las especialidades gastronómicas que no pueden perderse en Corfú: el Noumboulo foumikado: solomillo ahumado de cerdo y salchichas; bifteki, una albondiga preparada con cebolla, perejil y ajo; papoutsakia, berenjena rellena de carne y bechamel; la ternera cocida en una cazuela con salsa de vino, pimienta blanca y ajo; la tyropita, una típica focaccia rellena con los productos típicos como el queso griego.
Imperdibles los platos a base de pescado fresco como los calamares rellenos, guiso de pulpo en vino, o el bacalao en una salsa picante de la pimienta roja, cebolla, ajo, sal, aceite de oliva. Entre las salsas típicas, además de la tzatziki a base de yogurt, pepino y ajo, está la melitzanosalata, hecha con berenjena y la taramosalata, hecha con huevos de pescado.
La bebida típica de Corfú es el licor de mandarinas chinas, obtenidos de las cultivaciones locales (desde 1924 gracias al botánico Sidney Merlin que los trajo desde China). También pueden degustar el delicioso Tsitstibira, una bebida a base de jengibre y limón, otro bebida muy preciada es el Ouzo, un licor de anís que se sirve frío como aperitivo.

Como llegar a Corfú

La mejor opción para llegar a Corfú es en avión, con vuelo directo desde las principales ciudades europeas. El Aeropuerto Internacional Ioannis Kapodistrias de Corfú (Código: IATA: CFU, ICAO: LGKR) queda a tan solo 3 kms de la capital y pueden llegar fácilmente en autobús o taxi. También hay numerosos ferries que viajan desde los principales puertos italianos y griegos. Durante el verano hay numerosos vuelos y líneas marítimas que les llevarán a Corfú. Es una de las islas griegas más fáciles de visitar gracias a su tamaño, importancia y cercanía a las costas Griegas e Italianas.

Traslado desde el Aeropuerto de Corfú al centro histórico

Si desean saber más, pueden leer nuestro post dedicado: ¿Cómo llegar a Corfú en avión o barco?.

Más sobre la Grecia y sus islas

Si visitan Corfú, no dejen de visitar otras maravillosas islas Griegas, aquí pueden obtener más información: