Clima en Grecia – Mejor época cuando viajar a Grecia

El clima de Grecia es mediterráneo en las costas y en las islas, con inviernos suaves y lluviosos y veranos cálidos y soleados. Las ciudades del norte, en las áreas del interior de Epirus, Macedonia y Thessaly, tienen un clima ligeramente continental, con inviernos bastante fríos, durante los cuales las masas de aire del norte también pueden traer nieve, y veranos muy calurosos (a veces tórrido), y soleado. En las áreas montañosas del norte, los inviernos son fríos y con nieve, mientras que en el verano algunas tormentas pueden estallar en la tarde.

Islas Griegas en Verano

¿Cuál es la mejor época para viajar a Grecia?

El mejor período para visitar Grecia es de mayo a septiembre, considerando que los meses de verano son particularmente calurosos de julio a agosto con gran afluencia de turistas, son meses donde es preferible visitar las islas y la costa, evitando las ciudades continentales.

El invierno en Grecia es templado y ligeramente lluvioso, las áreas turísticas en este período no son muy populares y es posible que encuentre muchas instalaciones cerradas y pocas rutas para visitar las islas griegas más pequeñas. Las excursiones y tour por mar suelen estar sujetos al tiempo, en algunos periodos es difícil encontrar disponibilidad. Los precios de hoteles y apartamentos suelen ser bajos respecto a otros períodos del año.

Si no son amantes del turismo de masa y el calor extremo, el momento ideal para viajar a Grecia es la primavera y el otoño. La primavera va desde abril a mayo y el otoño de septiembre a octubre. Son meses con menor número de turistas, y la mayor parte de las ciudades e islas turísticas inician con todos los servicios. Los precios de hoteles y apartamentos son mucho más bajos que durante el verano. Consideren que no es el mejor periodo para hacer turismo de playa. Aunque el final de mayo e inicio de septiembre pueden considerarse excelentes para disfrutar de las playas.

Clima de Grecia en verano

El verano en Grecia es cálido y soleado, como suele ocurrir en países con clima mediterráneo. El clima en Grecia durante el verano es constantemente soleado, tanto que el promedio de sol es incluso más alto que en otras zonas del mediterraneo.

Solo en el norte y en las zonas montañosas, a veces hay tormentas eléctricas por la tarde, especialmente en junio (en julio y agosto son más raras): en Tesalónica se observan 6 días de tormenta en junio. Naturalmente, en las zonas montañosas la temperatura disminuye a medida que aumenta la altitud, especialmente por la noche.

Mientras que en las islas y en las costas griegas el calor es bastante extenuante, pero se ve atenuado por la brisa, creando un clima agradable para disfrutar de las playas y bellezas naturales. En el continente, especialmente en las zonas del interior y en las grandes ciudades, el calor es muy intenso. En Salónica, en julio y agosto, la temperatura máxima promedio es de 35/38 grados, pero en climas cálidos aumenta fácilmente alrededor de 40/41 ° C.

Atenas, ubicada frente al mar, se confirma como la capital más cálida de Europa: la temperatura media diaria en julio y agosto en esta ciudad es de 28° C en las zonas costeras, pero llega a 32 en los barrios del centro. No son raros los máximos de 38/40 ° C. Además, debe recordarse que Atenas es una ciudad con muchos habitantes y sobre todo turistas, que crean bastante confusión durante el verano.

En verano, en el Egeo (especialmente en las Cícladas) y el Bósforo sopla el viento lladamo «Etesio», un viento del norte que sopla especialmente durante los períodos más calurosos (julio-agosto), y, aunque el clima sea agradable, puede hacer que el mar se agite. Este viento puede soplar durante períodos de dos a cuatro días, pero a veces durante semanas enteras. El etilo se debe a la diferencia de presión entre el Mediterráneo occidental, donde la alta presión se establece en verano, y el Mediterráneo oriental y el Medio Oriente, donde se forma una depresión térmica, debido al calentamiento excepcional de la meseta iraní y de los desiertos del Medio Oriente. Por esta razón, estos vientos no pueden considerarse simples brisas, y pueden ser insistentes y molestos.

Clima de Grecia en invierno

En las costas centro-sur y en las islas griegas, con un clima típicamente mediterráneo, el invierno es templado y lluvioso. Las precipitaciones son especialmente abundantes en las costas expuestas al oeste (como Corfú en las islas Jónicas, cayendo más de 200 mm de lluvia en diciembre) y en las islas cerca de Turquía.

En las islas griegas, el invierno suele ser ventoso, con lluvias por la noche y temprano en la mañana. En las islas son raras las nevadas, y generalmente ocurren sólo en las islas más septentrional.

Las temperaturas de invierno en Grecia disminuyen progresivamente hacia el norte del país: la temperatura media de enero oscila entre 10 ° C Heraklion, a 5 ° C de Atenas, a 2 ° C Tesalónica. En las llanuras y en los valles del norte, donde el clima es más continental, el invierno es bastante frío, aunque la precipitación no es abundante.

En las zonas interiores y montañosas, el invierno es muy frío, especialmente en el norte, en la frontera con Macedonia y Bulgaria. Suelen ser zonas con mucha nieve durate todo el invierno. A la misma altitud, la temperatura en las montañas del norte de Grecia es más baja que la registrada en los Apeninos. En Flórina, situada en el extremo norte, en la frontera con Macedonia, a 800 metros sobre el nivel del mar, el promedio de enero es de 1 ° C. En un año hay un promedio de 27 días con nieve.

En el Monte Olimpo, el pico más alto de Grecia a 2.917 metros es posible hacer esquí de fondo. En el Peloponeso, la gran península conectada al continente por el istmo de Corinto, el pico más alto es el Monte Taygetus, con una altura de 2.404 metros.

A veces Grecia viene «cubierta» por las masas de aire frío provenientes del norte de Europa o Rusia: en estos casos, la temperatura disminuye considerablemente incluso en áreas con un clima templado, y la nieve puede aparecer en las llanuras más al norte. También en Atenas, que generalmente tiene inviernos suaves (con temperaturas similares a las de las ciudades del sur de Italia como Bari o Nápoles), durante estos períodos cortos hace frío, y con las olas de frío más intensas puede incluso nevar.

Clima de Grecia en otoño

El otoño en Grecia llega bastante tarde, por lo que en septiembre el clima suele ser típicamente de verano, especialmente en el sur y en las islas, y sigue siendo leve incluso en noviembre (excepto en las zonas montañosas). Sin embargo, a partir de octubre, comienzan las lluvias; al mismo tiempo, el meltemi deja de soplar.

Clima de Grecia en primavera

La primavera es una temporada agradable y soleada en gran parte de Grecia, sobre todo en sus islas más al sur. En las áreas norteñas y montañosas, pueden estar sujetas a lluvias torrenciales de corto período desde el mes de mayo.

Además, en mayo, en el Egeo, también comienza a soplar el meltemi (también llamado etesio), un viento que sopla desde el norte o el noreste durante la temporada de verano.

¿Cómo vestirse en Grecia?

En verano: recuerda llevar ropa ligera, lentes de sol, protector solar, una sudadera para la noche, especialmente en las islas del Egeo donde sopla el viento «Meltemi», o las montañas. Para las montañas, zapatos de trekking, y ropa acta para el ejercicio al aire libre. Paraguas.

En invierno: para zonas del interior y montañosas: ropa de invierno, chaqueta, gorra, guantes, bufanda. Para Atenas y las zonas costeras del centro-norte: ropa de invierno, suéter, chaqueta, impermeable o paraguas. Para Creta y las islas más al sur: ropa de mitad de temporada, suéter, chaqueta, impermeable o paraguas.

Recuerda siempre llevar una maleta o mochila cómoda, fácil de transportar por las callejuelas estrechas de las islas griegas. Trata de viajar ligero para poder moverte fácilmente en avión o barco.

En cualquier época una buena cámara fotográfica para recordar por siempre tu viaje a Grecia!.